Abuelos sin casa

Abuelos sin casa

Hace unos días visité Llavallol para charlar con un grupo de vecinos que me llamaron preocupados por una situación que, a decir verdad, es una vergüenza.

Según me explicaron, hay jubilados que desde años vienen reclamando por la entrega de unas casas de barrio destinadas a afiliados al PAMI.

Me comentaron que las casas están terminadas, pero nunca fueron entregadas y hoy están deteriorándose.

Los Barrios PAMI en Lomas de Zamora son tres -uno en Llavallol, otro en Fiorito y el restante en San José- y forman parte de los complejos habitacionales que la obra social destina a sus afiliados.

En nuestro partido, en todos los casos, hay viviendas terminadas pero deshabitadas. Los vecinos han abierto expedientes ante la obra social pero no han tenido suerte. No lograron ningún avance.

Si nos ponemos a pensar en la cantidad de jubilados que tienen problemas habitacionales, esta situación genera mucha bronca y es algo que no podemos permitir.

Por eso, junto a la diputada Mirta Tundis -Presidenta de la Comisión de Personas Mayores- que me acompañó a hablar con los vecinos, vamos a iniciar pedidos de informe para conocer en profundidad la problemática y ver si de alguna manera podemos ayudar a los jubilados.

Hoy los precios de los alquileres llegan a representar casi un 50% del sueldo. Imaginénse lo que representa en la vida de un jubilado que no tiene casa propia. Pero lo que más indigna es que las viviendas están listas para entregar desde hace años, y no lo hacen. ¿Por qué?

Son muchos los pedidos que me llegaron, y todos días siguen acumulándose. El PAMI tiene que otorgar las casas de forma URGENTE.